in , , ,

Libro VS Película: El diablo se viste a la moda

Advertencia: Este artículo contiene spoilers

Cuantas veces escuchamos que los libros son 1000 veces mejor que las películas, dos horas y media no son suficientes para mostrar en la pantalla grande todos los detalles que adoran los lectores. Contra todo pronóstico existen pequeñas excepciones.

Si eres un amante de la moda y tu sueño es viajar a la semana de la moda en París, seguramente ya colocaste el diablo se viste a la moda entre tus filmes favoritos, con su frases frescas, personajes únicos e historia atractiva, te retrata lo que es trabajar en una revista tan importante como Vogue.

Portada

 

El libro fue escrito por Lauren Weisberger en 2003 y rápidamente se convirtió en un bestseller, ya que todos querían saber cómo era trabajar para Anna Wintour.

Ahora la pregunta que estas esperando ¿El libro es más fabuloso que la película interpretada por Meryl Streep y Anna Hathaway? Me gustaría poder decir que sí, pero estaría mintiendo. La autora me hizo preguntarme si la película no fue basada en otra novela.

El guionista que adapto la historia –prácticamente la rescribió- merece un gran aplauso por los siguientes motivos.

1._ Le dio vida a los personajes, nos encontramos con una Andrea que desea trabajar duro para conseguir el trabajo de sus sueños, una Miranda que gobierna con puño de hierro cuando su meta es mantener la revista Runway en el lugar número uno.

En el libro nuestra protagonista se queja en cada página y nunca entendió lo que significaba dar la vida por esta industria. Su personalidad tiene la profundidad de un charco de lluvia, carece de actitud que por cierto es muy importante cuando trabajas para una revista y ni de lejos fue la mejor asistente que tuvo Miranda.

La editora de moda se muestra como una completa maniática sin ningún sentimiento y recuerdas a Nigel, el hada madrina de Andy. Bueno en el libro no es relevante tiene aproximadamente dos apariciones y apenas puedes notarlo.

2._ Los diálogos en la entrevista de trabajo fueron perfectos como si no pudieran ser de otra forma.

Entrevista de trabajo

Andrea: Estoy aquí porque creo que podría ser una buena asistente.
Miranda: Y no tienes estilo ni criterio para la moda
Andrea: Creo que eso depende de…
Miranda: No, no. No era una pregunta.Eso es todo.
Andrea: Si, de acuerdo, Tiene razón. No encajo aquí. No soy flaca ni glamorosa y no sé tanto de moda. Pero soy lista, aprendo rápido y trabajaré duro.

En el libro esta conversación jamás se lleva a cabo, a pesar de que su entrevista fue igual de mala. De hecho la pequeña Andy de 23 años pensó en todo momento que el trabajo era suyo. No necesito convencer a una gran editora para tomar el trabajo cuando ni siquiera había escuchado hablar de ella hasta el día de la entrevista.

3._ Ninguna frase que te enamoro – de verdad ninguna- aparece en las 451 páginas del libro a excepción de “Un millón de chicas matarían por este empleo”.

Miedo

Espere poder leer esto y no fue posible, en cierto modo me siento decepcionada.

“—Es que todavía estoy aprendiendo de esta cosa y —¿Esta cosa? Oh, bien. Entiendo. Tu crees que esto no tiene nada qué ver contigo. Vas a tu clóset y escoges, no sé, ese suéter viejo de color azul, por ejemplo porque quieres decirle al mundo que te respetas demasiado como para interesarte por lo que usas. Pero lo que no sabes es que ese suéter no es sólo azul. No es turquesa. No es azul ultramar. Es en realidad, cerúleo. Y además te despreocupas del hecho de que en 2002 Oscar de la Renta hizo una colección de vestidos cerúleos. Y luego creo que fue Yves Saint Laurent, si no me equivoco el que hizo chaquetas militares cerúleas. Creo que necesitamos una chaqueta aquí. Luego, el cerúleo apareció rápidamente en las colecciones de ocho diseñadores. Y después se fue filtrando en las tiendas departamentales para luego ir a parar a un trágico Casual Corner donde tú, sin dudas, lo sacaste de un canasto de liquidación. No obstante, ese azul representa millones de dólares e incontables empleos y es algo cómico que pienses que tomaste una decisión que te exime de la industria de la moda cuando de hecho, estás usando un suéter seleccionado para ti por la gente de esta sala. Entre un montón de cosas.

4._ Miranda en la película piensa llevar a su segunda asistente a París ya que ve potencial en ella y la reconoce como competente. Pero en el libro se quedó sin opción ya que Emily se enfermó de Mononucleosis.

Y eso no es todo, quien recibe la llamada de Miranda en plena tormenta tropical es Emily.

El diablo se viste a la moda

5._ Correr con zapatos de tacón es todo un arte que Andrea domino para salvar su empleo y el de Miranda, esto no existe ni por asomo en la novela.

200

6._ Hablemos del final, el motivo por el que Andy Sachs deja parís es diametralmente diferente al libro y no es todo, al final no consigue su puesto soñado en el periódico, escribe para una revista de moda para adolescentes y termina colaborando para Runway.

Final

En la película vemos lo duro que es trabajar para la industria de la moda y lo que muchos hacen para sobrevivir en ella. Sin duda la historia de la que me enamore no es la de Lauren Weisberger.

What do you think?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Liliana Núñez Chávez

Aprendiendo periodismo de moda, una frase ¿rendirse? Jamás

[g1_socials_user user="64" icon_size="28" icon_color="text"]

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Alicia a través del espejo by OPI: una locura de color.

Café temático de Sakura Card Captor