Muere la actriz Laura Antonelli, Mito Erótico de los setenta.

Como un juguete roto. Tras haber sufrido una desfiguración por culpa de una mala cirugía estética en 1992, y luchado contra la justicia italiana por una acusación de tráfico de drogas. Sola en su casa. Así murió Laura Antonelli.

Fue actriz predilecta de directores como Ettore Scola, Luchino Visconti, Claude Chabrol o Dino Rissi, formaría junto a Jean-Paul Belmondo una de las parejas más explosivas del cine tras rodar juntos Doctor Popaul (1972) y regaló durante sus 17 años de pareja algunas de las instantáneas que mantienen a Cannes en el máximo esplendor de su nostalgia.

Antonelli participó en 40 proyectos frente a la cámara y aún hoy es considerada una de las actrices más sensuales de la década de los 70’s, aunque un complicado arresto domiciliario por posesión de drogas y varios problemas de salud mental la relegaron a un anonimato intencionado durante los años noventa.

968full-laura-antonelli

Nacida bajo el nombre de Laura Antonaz en Pola (Croacia) el 28 de noviembre de 1941, fue criada en Nápoles y desde allí se mudaría a Roma para trabajar como profesora de edcucación física. No obstante y a los pocos meses de llegar a la capital, un productor de telenovelas italianas se fijó en su cautivadora belleza de cara redonda y ojos enormes, que le serviría para estrenarse en la serie de televisión Carosello.

Meses después llegaría Le sedicienni, su primer papel en el cine, y un órdago de papeles que la convertirían en valedora del Premio del Sindicato Nacional de Periodistas Cinematográficos en 1974, por su provocador papel en Malicia (Salvatore Samperi, 1973).

La Antonelli –que así la bautizó su séquito de seguidores, masculino en su mayoría– compartió plano en los setenta junto a Belmondo pero también junto a partenaires masculinos como Marcello Mastroianni, Turi Ferro, Alberto Sordi o Vittorio Gasman. De ella, Luchino Visconti dijo: “No osen subestimarla. Se está matando por hacerlo bien. Y posee una cara de belleza extraordinaria incluso sin maquillaje. No es la mujer con la que hablaría de literatura en profundidad, pero lo que hace… sabe hacerlo a la perfección”. Ese rostro le valdría para continuar con su sólida trayectoria durante la primera etapa de los 80, trabajando con el director Ettore Scola en Pasión de amor (1981) o a las órdenes de Dino Risi en Sexualmente hablando (1982).

Leave your vote

Total
0
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Artículos Relacionados
close

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.