Tendencias de moda, Street Style, Life Style, consigue el look de los famosos y mucho más en Bossa.

Bájale tres rayas

Ayer fui a visitar a mi amiga Emma, me dio mucha flojera aguantar el tráfico de la ciudad y decidí irme en metros, total solo eran 20 paradas, para mi sorpresa estaba más que a reventar y tuve que ir apretada estilo auto sardinas, entonces empezó a trabajar mi mente y empecé a pensar “ Toma 1. Qué diablos hago yo aquí, si tengo mi carro y podría ir cómoda…. Toma 2. Ashhh esta gente me está empujando…. Toma 3. Guácala aquí huele horrible hasta parece el metro de Francia… Toma 4. Me está tocando el brazo la de atrás… Toma 5. Me quiero bajas ya!!!!!!!!! Toma 6. No hay aire, no puedo respirar, que abran las ventanas….” (Todas estas tomas pasaron durante 2 estaciones de las 20 que tenía que recorrer).

Entonces respiré profundo y empecé a observar a la gente a mi alrededor, venían de trabajar y cansados de regreso a sus casas, me sentí mal de venirme quejando y empecé a recordar que a veces hace falta realizar acciones que nos pongan los pies en la tierra y nos recuerden que TODOS SOMOS IGUALES, NADIE ES MEJOR QUE NADIE, NI UN CARRO NI UN TITULO UNIVERSITARIO, NI UNA SITUACIÓN ECONÓMICA O SOCIAL NOS HACE MÁS QUE OTRAS PERSONAS. UNA VEZ LEÍ DE QUE NO PODEMOS IR POR EL MUNDO VIENDO A LA GENTE POR DEBAJO DE NUESTRO HOMBRO A MENOS QUE SEA PARA AYUDARLOS A LEVANTARSE (No recuerdo el autor de ese pensamiento), pero que razón tiene y que fácil es olvidar esa realidad, al final cuando morimos todos vamos a donde mismo y de la misma manera, el último suspiro no diferencia.

Bueno como verán ando medio intensa con estos temas, pero ahora que toco el tema del último suspiro, quisiera decirles que nada de lo que hagamos va a cambiar el hecho de que la vida siga su curso, hay varias formas de vivir, sufriendo o disfrutando, felices o amargados, solos o acompañados, siendo auténticos o rigiéndonos por lo que nos dicte la sociedad, amando u odiando, viendo u observando, hablando o aportando, oyendo u escuchando… no es tan difícil elegir cuando somos conscientes de lo temporal que es nuestra vida, el padre Hurtado de Chile decía que la vida es “como un disparo en la realidad”, así que bueno cuando se sientan muy grandes, denle un vistazo al océano.. Cuando se sientan muy pequeños, acuéstense sobre el jardín de sus casas y de reojo volteen a ver el pasto… (Se sentirán gigantes).

Mi conclusión, definitivamente la vida es un juego, aprendamos a jugarlo y saquemos lo mejor de nosotros mismos, a mi parecer esa es la mejor forma de trascender.

Total
0
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas