in

2015: La importancia de limpiar el buro de tu cuarto

Antes que nada, ¡quiero desearles un 2015 lleno de salud y felicidad!

Empezamos el año como siempre con reflexiones de lo que fue y predicciones de lo que será en cuanto a nuestras vidas, planes, metas, arrepentimientos, propósitos y cuando menos acordamos ya pasaron 365 días y empieza todo otra vez.

Yo les quería contar un poco sobre mis vacaciones decembrinas, en realidad no me voy a referir a un viaje, ni a mis propósitos de año nuevo (que por lo general son cumplir los del año pasado y los del pasado y los del pasado y los del pasado).

Me fui una semana a mi casa, en donde me topé con mi cuarto que por cierto es más como una bodega. Estando acostumbrada al ajetreo, nunca tengo tiempo de arreglar mi clóset y los cajones de esa bodega que me da asilo habitualmente los fines de semana, pero esta vez tuve el tiempo suficiente para poner música y sentarme frente al buró que se encuentra de lado izquierdo de mi cama y me puse a “limpiarlo”, el objetivo era fácil, solo sacar la basura o aquellos papeles que ya no sirvieran, dejarlo reluciente y sobre todo funcional, que me cupieran las cosas sin tener que pelear con el cajón cada vez que intentaba cerrarlo.

El resultado fue el siguiente, encontré papeles que parecía que había guardado ayer, pero que eran desde el 2003, 2007, 2010… wooow, ¿tanto tiempo ha pasado desde que no habría este cajón? En fin, encontré discos favoritos ya un poco rayados, cartitas de mis amigas de secundaria y universidad, boletos de entrada a museos, incluso hojas de calificaciones y fotografías… Limpiar mi buró se había convertido no sólo en una misión de limpieza y depuración física, sin planearlo se convirtió en algo mucho más espiritual, cada papel y cada fotografía tenía una historia… mi cerebro empezó a recordar y se empezaron a mover en mi un sinfín de sentimientos entre alegría, nostalgia, tristeza….

El buró se había convertido en un baúl de tesoros que había acumulado poco a poco y que había olvidado que tenía. Recordé a mi amiga que me regalo un angelito con un teléfono para que la llamara cuando la necesitara a pesar de la distancia… y la cartita de otra amiga que me decía lo orgullosa que se sentía de mí y que sabía que iba a ser una excelente abogada, la última nota de cumpleaños que mi abuelita me escribió con su puño y letra, poemas de amor que en algún momento escribí, mi libro de inventos… resultó que el buró era un baúl en donde había guardado pequeñas cosas que me estaban recordando años después, la persona que era, antes de meterme en el mundo del “día a día de la vida” y del “¡estoy muy ocupada!” abrir ese cajón me recordó quien quería ser de grande… y me ayudó a reflexionar si lo había logrado o me había desviado en el camino… me recordó quien era y quien quería ser y me ayudó a redefinir quien quiero ser. Me recordaron a las personas y las pequeñas cosas que me hacían feliz y que ahora había perdido de vista, las tenía ahí cerquita pero se me había olvidado su valor.

Limpiar mi buró fueron dos horas de reflexión que agradezco haber tenido, nunca es tarde para volver a retomar las amistades que tenemos abandonadas, admirar los boletos a museos que coleccionábamos, leer los escritos de cuando nuestro mayor problema era que el niño que nos gustaba no nos hacía caso… recordar a los que se fueron y hacerle lugar en ese buró a los que han llegado… limpiar el buró fue lo mejor que pude haber hecho para cerrar el año, porque eso me permitió poder abrir el próximo.

Imágenes de:
bydezign.com.au

What do you think?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Nancy Elizabeth Fonseca Caldera

Servidora de los demás por influencia de mis padres, buscadora de la justicia por profesión, demócrata por convicción y humanista por vocación. Creo firmemente que la libertad espiritual es el eje rector de la felicidad, creo en el valor de la familia y en que el éxito está en tener sueños y buscar las herramientas para combinarlos con acciones.

[g1_socials_user user="46" icon_size="28" icon_color="text"]

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Las mejor vestidas en una alfombra roja sin sorpresas

Las cinco barras de labios más vendidas del 2014