Cuando te escribo

Cuando te escribo,
soy tan serio que hasta te tiemblan las piernas,
en silencio, te deleito,
palpito de cuerpo entero y desabrocho tu pudor para tomarlo como un puño de arena
y diluirlo entre mi piel,
al recorrerte,
me tardo tanto como el mes de diciembre esperando,
y al correrte,
soy tan voraz que no le dejo nada al orgasmo.

Me miras,
con la mirada de una niña esperando un regalo,
te toco,
me tocas,
somos tan intensos que hacemos de la noche algo aún más obscuro.

En sudor nos fundimos
y emanamos vapor de exaltación,
a rasguños quedamos para otra cita.

Me besas,
con la fiereza del pecado original,
te destruyo y reconstruyo con cada arremetida de pasión
y entre gemidos,
voy tomando notas para este texto.

A partir de ahora,
ya no hay duda de lo que es la poesía,
cualquiera que te lea,
podrá decir que le gusta,
más no llamarse poeta,
porque ese saldo,
está cargado a mi cuenta
y entre tú y yo,
nosotros,
somos la tinta que desemboca en llamarte musa
y de mí,
no te apures cariño,
que más tarde te lo digo.

Imágenes de:
tschechien-kontakt.info

Leave your vote

Total
0
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Artículos Relacionados
close

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.