,

10 años Sydney

A los 18 años me hicieron un favor y fue el inicio de todo el periplo. The Big Bang.

Desprejuiciada e inocente me sitúo en Manly, una ciudad chiquita, hermosa, llena de rubios surfers.

Ahí tengo una familia de casting, que no me conoce, en la que puedo jugar un papel. Elijo presentarme expansiva y charleta. En la película también actuará una japonesa que hace de hermana mía y me enseña a bendecir la mesa: itadakimasu-gochisosama. Acá me abro como nunca y aprendo una vida. Dejando un paquete de vergüenza a más de 11.000 kilómetros.

Por las mañanas iba a una escuela babilonia, donde me amigué con un pedazo del mundo. Viví el primer y más platónico de los amores y fui demasiado feliz.

Pasaron más de diez años cuando decidí volver. Sydney sigue envidiablemente preciosa, pero esta mirada ya no es desprejuiciada ni tampoco inocente.

Datos útiles: Australia tiene la barrera de corales más increíble y grande de todo el mundo. Si te gusta bucear entonces será una cita imperdible. Para los más urbanos, recomiendo Melbroune, una ciudad cosmopolita, elegida como una de las ciudades con mejor calidad de vida.

Dinos qué piensas

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escrito por Gabi Sibilla

Publicista // Escribo pequeñas historias de viajes.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading…

DIY: Watermelon Short

Tipos y consejos para usar faldas. Parte 3.