Fast Fashion

Muchos esperábamos, con ansias desesperadas, la primer pasarela de la semana de la moda. Sabíamos que esta primer temporada del año tenía que dar de que hablar, simplemente por el hecho de que Lagerfeld, Raf Simons y Marc Jacobs se habían encargado de subir la apuesta con sus últimas colecciones. Iba a ser la primer colección de Jeremy Scott para Moschino, de igual forma Nicolas
Ghesquière para Louis Vuitton quienes se pueden considerar un par de genios del diseño.

Personalmente se me quemaban las pestañas para ver lo que Chanel, Moschino y Louis Vuitton nos tenían preparado y a pesar de la división de opiniones, Jeremy Scott no me ha decepcionado ya que cumplió cien por cierto su objetivo de llevar a Moschino a una nueva, renovada y estética icónica donde podemos percibir fielmente su estilo de diseño y la esencia contemporánea de Moschino.

De principio a fin Jeremy llenó la pasarela con siluetas de alta costura, vestidos clásicos tipo Chanel complementándolos con estampados de marcas de comida chatarra, Bob Esponja y una referencia casi ilegal de “McDonald’s” tanto en accesorios, bolsas, clutchs y phone cases.

[lightbox link=”http://www.bossa.mx/wp-content/uploads/2014/03/fast-fashion-1.jpg”][/lightbox]

Algunos modelos de la colección de Moschino.

Trajo consigo una nueva tendencia: Fast fashion donde, además de la iconización de objetos comunes como lo es una cajita feliz, juega con la necesidad de conseguir las piezas más comerciales de la colección instantáneamente, porque desde el momento en el que la modelo pisa la pasarela tienes acceso para comprarlo vía Internet -lo que ahorra casi seis meses de dinero en publicidad de piezas que puede que se puedan o no vender-a precios accesibles (44 libras) y una promesa de que se va a volver algo adictivo.

Precisamente por esto, casas de moda de alto prestigio no se pudieron quedar atrás, principalmente Chanel, que siempre se preocupa por ir siempre por lo más grande vendiéndonos todo un concepto por cada colección que presenta,vestidos, sacos, accesorios, calzado, hasta una atmósfera para ayudarte a pre-visualizar que tan bien lucirás vestida de Chanel, desde el museo de arte contemporáneo hasta el fondo del mar, además de apostar por lo controversial, como hizo este último año trayendo comodidad dentro de la alta costura, ¿zapatillas deportivas en un haute couture? Solo un verdadero genio puede hacer eso; el mismo genio que convirtió algo tan común como un súper mercado en algo glamuroso. Zapatillas deportivas, bolsas con formas “extrañamente familiares” y un glamour americanizado que a todos nos deslumbró, ¿quién decía que Estados Unidos no tenía cultura?

En las calles ya no se hace esperar ver a blogger, fashion icons y fashion victims por igual portando orgullosa y plácidamente una cartera lego de Chanel o bolsa “cartón de leche” de Charlotte Olympia, mucho menos la nueva colección de Moschino.

_________________

Imagen vía:
vogue.es
fabsugar.co.uk

Leave your vote

Total
0
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Artículos Relacionados
close

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.