Nada es más raro que lo normal

Nadie es normal
Art Spielgman

Para el escritor Juan José Millás, la gente normal es fuente de inspiración. Son personajes muy novelescos porque son contradictorios y en eso radica la riqueza del personaje. Con propósitos que se desvanecen van tejiendo su vida. La mujer que no estudia la carrera que le gusta porque sus papás la censuran. El que trabaja en un lugar que detesta. Hacen –hacemos- esfuerzos por parecernos lo más posible a lo que otras personas han soñado sobre nosotros. Tal como diría el propio Millás, cada uno está en el lugar en el que se ha colocado a sí mismo.

Agnes Martin, pintora minimalista, aparentaba ser una persona normal. Dirigió su vida de la misma forma en que pintaba: sus días parecían planos pero por dentro eran intensos. Sus cuadros se parecen a ella. Desde una postura hardcore minimalista, y persistiendo en su esencia, Agnes no se casó ni tuvo hijos. Eligió una vida sin variaciones.
Puso en práctica lo que su contemporánea, Maya Angelou, poeta canadiense, proclamaba: If you are always trying to be normal you will never know how amazing you can be. Y como completando la idea, Agnes sentenciaba: para un artista ese es el único camino. Nada ni nadie le puede ayudar. Ha de escuchar a su mente.

Les comparto 6 frases de la pintora Agnes Martín, que son todo un programa para elegir el camino de la anormalidad:

Para progresar en la vida has de renunciar a las cosas que no te gustan. Renuncia a hacer las cosas que no te gusta hacer. Tienes que hallar las cosas que sí te gustan. Las cosas que son aceptables a tu mente.

Cuando nos asomamos a la mente la encontramos recubierta de un sinfín de pensamientos que no valen nada. Hay que atravesarlos y oír qué es lo que la mente nos está diciendo que hagamos.

A menudo se piensa que todo lo que existe se puede poner en palabras. Pero hay una extensa gama de respuestas emocionales que damos y que no se pueden poner en palabras. En realidad es nuestra vida emocional lo que domina sobre nuestra vida intelectual, pero no nos damos cuenta.

Estamos tan acostumbrados a dar esas respuestas emocionales, que no reparamos en ellas hasta que se representan en la obra de arte.

Verás que has de tener tiempo para ti, para averiguar qué es lo que le gusta a tu mente. Mientras marchas con los demás no vives realmente tu vida. Rebelarse contra los demás es igualmente vano. Tienes que hallar tu camino.

La felicidad es estar en la onda de la vida: sentir el tirón de la vida.

Leave your vote

Total
0
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Artículos Relacionados
close

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.