Tendencias de moda, Street Style, Life Style, consigue el look de los famosos y mucho más en Bossa.

Can I kiss you?

No sé si eras un ángel o un rubí
o simplemente te vi.

Fito Páez

Y la vi. Era hermosa.

Fue en un viaje de maleta al hombro por Europa. Apenas llevaba unas horas en la tierra de Rilke, Praga, y estaba extasiado viendo todo lo que seguramente él había mirado, cuando de pronto vi a alguien que Rilke nunca miró, pero que quizá escribió este verso para alguien como ella: ¿Cómo sujetar mi alma para que no roce la tuya?

Yo venía de Berlín, y para ese entonces yo era Benicio del Toro, porque según el amigo que me hospedó en su casa, Enrique G de la G, yo me parecía al actor. Legitimado por su oficio de asociador (sosias), se la compré absoluta e inmediatamente y me hizo ese día…, y quizá la vida. Además, en esos momentos, yo estaba subido en quilates porque venía de ver la obra de Peter Eisenman y de Mies van der Rohe; y me faltaba por ver la obra de Chillida, Serra y Zumthor.

Y la vi. Era hermosa. Sentí un jirón en muchos de mis sentimientos como si algo me faltara. A primera vista me pareció que era de origen checo, aunque bien pudo haber sido alemana, rusa, mexicana, española o francesa. Tratando de descifrar el idioma en el que la iba a abordar, me decidí por el inglés, que es el único ajeno a mi lengua que medianamente sé.

Me acerqué y la interpelé:
– Excuse me, would you please recommend me a good restaurant?
– Yes, of course! Traditional food?
– Yes, please.
– Ok, follow me.
Y tras iniciar los pasos, me preguntó: Where are you from?

– I’m from Mexico. Are you from around here?
– Yes..- Y dibujó la primera sonrisa, y tras una leve pausa, añadió: I love Mexico, but I have never been there.
– You should go. It’s a magical place.- Y me volvió a sonreír con esos ojos.

Seguimos andando un poco más cuando anunció su partida.
– Ok, here is your restaurant. Bye, bye.
– Hey, don’t go away! I’m gonna ask you something. May I?
– Yes, sure.
– Can I kiss you?
– What?
– Just a little kiss.
– Do you want to tell your friends you had a Czech girlfriend?
– Yes! And you can tell to your friends you kissed Benicio del Toro!
– Jajajajaja.
– Please, say yes!…, you are so beautiful.
– Jajajaja … Ok.

Y nos besamos, tierna, suavemente. Pero en mi imaginación, porque ella ya iba una calle adelante después de que me dejó en el restaurante que me recomendó.

Entonces recordé otro verso de Rilke:
De mí te alejas, ahora.
El batir de tus alas me hace heridas.
Solitario: ¿qué puede hacer mi boca con mi noche y mi día?

Hoy, cuatro años después de ese viaje, volví a sentir el mismo jirón. Y no sé si era un ángel o un rubí.

Hoy, cuatro años después de ese viaje, me veo en el espejo y sigo pareciéndome a Benicio del Toro.

____________

Foto vía:
3.bp.blogspot
Total
0
Shares
1 comment
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas
Read More

Día 10

[easy-social-share buttons=”facebook,twitter,google,pinterest,mail” counters=1] [easy-social-like facebook=”true” facebook_width=”100″ twitter_tweet=”true” twitter_tweet_message=”30 días para encontrar el amor en tinder” skin=”metro” counters=0 align=”left”]…