in ,

The Bloody Diet.

“I truly believe that happiness is possible… even when you’re thirty-three and have a bottom the size of two bowling balls”
Bridget Jones

No puedo recordar desde cuándo es que estoy a dieta… El otro día my best-friend-forever-in-the-life trataba de hacerme quedar en ridículo (that’s what friends are for) contando una de las borracheras más memorables de nuestra historia en la preparatoria:

-Si… en ese entonces tomabas únicamente tequila porque era la bebida embriagante permitida por tu nutrióloga.

And that’s when it hit me: I have being in a diet like… all my life? Dieta de la uva, dieta de la manzana, atkins, macrobiótica, mediterránea, dieta de la zona, weight watchers, dieta de la luna… etc.

En fin… aprovecho que los vampiros y su sangrerío están in para escribir sobre la dieta basada en el consumo de alimentos según el grupo sanguíneo al que se pertenezca. Creada por Peter D’Adamo, un naturópata norteamericano que publicó en 1997 el libro Eat Right 4 Your Type (en español “Los grupos sanguíneos y su alimentación”). Esta dieta ha tenido famosos seguidores como: Jennifer López, Hugh Grant, Elizabeth Hurley y Ellen DeGeneres.

En este libro, D’Adamo afirma que de acuerdo al tipo de sangre, se puede indicar a una persona la forma en que ésta debe comer, para recuperar el peso que le corresponde. Según este método, si se adapta la alimentación de acuerdo al grupo de sangre al que se pertenece, no sólo se perderá peso, sino que habrá una mejoría en el sistema inmunológico, se puede retrasar el envejecimiento e incluso se pueden sanar las enfermedades que se padezcan.

El naturópata norteamericano explica en su libro esto se logra a través de la reacción química que se produce en el organismo al combinas estos dos elementos clave: tipo de sangre VS alimentos lo cual puede beneficiar a la persona o causar efectos adversos.

Los tipos de sangre son cuatro: A, AB, B y O, y a continuación me permito hacer una breve descripción de cada uno de estos grupos sanguíneos:

Sangre tipo O “el cazador”

Se cree que quienes poseen este tipo de sangre son más proclives a desarrollar problemas digestivos debido a la alta secreción de ácidos estomacales. Por su alimentación, pueden ser más propensos también a desarrollar artritis e hipertiroidismo debido a un sistema inmunológico hiperactivo.

No son tolerantes a los productos que contienen trigo y los lácteos, ya que éstos les producen inflamación que puede terminar por desequilibrarles su sistema inmunológico.

Son consumidores de carne, con un tubo digestivo resistente y un sistema inmunológico muy activo. Responden mejor al estrés con una actividad física intensa. Su tubo digestivo transforma las grasas y proteínas en cetonas, que son utilizadas en lugar de los azúcares para mantener los niveles estables de glucosa. El éxito de su dieta depende de su consumo de carnes magras, aves y pescados libres de sustancias químicas. Deben evitar las bebidas gaseosas y el café.

Sangre Tipo A “el agricultor”

Las personas con sangre tipo A, se llevan mejor con una dieta de tipo vegetariano para perder peso, con abundancia de granos integrales como la dieta macrobiótica. Estas personas deben eliminar completamente los alimentos procesados y refinados, la carne roja los hace más flojos y menos dinámicos por lo tanto no les van las dietas altas en proteínas. No se recomienda el consumo de alimentos pre-cocinados.

Se cree que a las personas que tienen este tipo sanguíneo les ayuda el ejercicio moderado y de relajación como yoga. Según D’ Adamo en el grupo sanguíneo A hay mayor propensión al cáncer, a las enfermedades cardiovasculares y a la diabetes.

Sangre Tipo B “el nómada”

Tiene un sistema inmune poderoso y un sistema digestivo tolerante, por lo tanto tolera muy bien los productos lácteos. El pollo no les va bien, deben evitar la carne de cerdo, los embutidos y mariscos. Los alimentos que favorecen el aumento de peso son los productos derivados del maíz, el trigo, las lentejas y los cacahuates.

El naturópata estadounidense recomienda a las personas de este tipo sanguíneo practicar actividades físicas moderadas.

Tipo AB “el enigma”

Solamente del 2% al 5% de la población mundial pertenece a este grupo sanguíneo. Las personas que tengan sangre tipo AB deben limitar el consumo de carnes rojas y evitar las carnes en conserva o ahumadas así como los embutidos. También, deben eliminar el consumo de productos a base de harina de trigo y limitar el consumo de pasta. Las grasas vegetales les son favorables (especialmente el aceite de oliva) pero deben evitar el consumo de vinagre.

Pueden consumir lácteos y de preferencia escoger una actividad física y/o deportiva que sea relajante, que exija esfuerzo moderado.

THE GOOD, THE BAD, and THE UGLY

Las críticas en contra de este tipo de dieta afirman que Peter D’ Adamo no tiene la suficiente formación académica para sustentar lo que escribe en su libro, además de que los argumentos que utiliza para justificar su teoría sobre la química de los alimentos y el tipo sanguíneo de las personas no están basados en la experimentación y comprobación que exige el método científico. Por ello es que los detractores de este “estilo de vida” aseveran que el naturópata carece de veracidad y no es fidedigno.

Peter D’Adamo no se limita a hablar solamente de los alimentos que pueden o no favorecer a la pérdida de peso según sea el grupo sanguíneo al que se pertenezca, sino que va más allá y se atreve a hablar de temas como: las enfermedades más comunes según el tipo de sangre, cómo atacar éstas de forma natural, qué medicamentos resultan favorables o perjudiciales y, mi parte favorita y argüendera del libro, la descripción de la personalidad de las personas según su tipo de sangre:

“Los tipo A, cuando están bajo presión se vuelven ansiosos y paranoicos, y todo lo toman de forma personal” (Que levanten esa mano todos los que tengan este tipo de sangre y ahora chóquenla con… ¿Hitler?*)

Yo me divertí leyendo el libro, pero desde mi punto de vista esta dieta basada en el grupo sanguíneo cae en el mismo error de toda dieta famosa y popular: la estandarización.

We are not all the same ‘ya know…

Mientras tanto querid@ lector, he decidido hacer algo productivo con mi obsesión por las dietas y “estilo-de-vida” saludable. Si… (Se soba las manos y sonríe pícaramente)… es momento de obtener una remuneración económica a lo que me ha quitado el sueño tantos años y es por ello que he decidido crear (redoble de batería) “The Ultimate Zodiacal Diet”:

“PISCIS: La luna en Venus calma tus ansiedades y te pide, querido pececillo, domar tus inseguridades con té de manzanilla y no atiborrándote de chocolate. Tu carta astral en Júpiter te favorece y te da la fuerza necesaria para cerrar ese bote de Nutella que tienes en tu buró. Los astros se alinean a final de mes provocando que tu ritmo en la pista de baile sea espectacular, aprovecha la oportunidad y suda esas calorías extras como una campeón…”

PATTI CHAPATTI

*Peter D’ Adamo asegura en su libro que Hitler pertenecía al grupo sanguíneo A.

___________________

Imagen vía:
ommagazine.com

What do you think?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Patti Márquez

Desarrolladora regional de profesión, con una controlada (yeah roysh) adicción por el chocolate y los aretes largos. Sus pasiones incluyen el gusto por leer, escribir, viajar y pintarse el cabello de colores.
Sus gustos culposos son muchos y no tiene ninguna pena en admitirlos. Uno de sus sueños es tener poder participar como zombie (aunque sea el extra-del-extra-del-extra en la serie “The Walking Dead”).

[g1_socials_user user="49" icon_size="28" icon_color="text"]

Comments

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

6 tendencias que no debes olvidar

Marketing, Medios Digitales y Moda en el #DFMLeon.