Mi expectativa es ser la tuya.

Hoy es un nuevo día, parece increíble que han pasado ya algunos meses desde aquella batalla personal que enfrenté en mi habitación. Las sombras se han marchado y ahora un nuevo resplandor entra por la ventana y una sonrisa sincera enmarca mi rostro.

Fue difícil llegar a este momento, algunos amigos me comparan con un zombie vagando por la vida, eso me divierte pero es cierto que no lo fue el intentar recuperarme de ese momento. Fue una cruel resaca que duró por varias semanas y un dolor latente que aún en algunas noches se quiere hacer notar. Pero no, no es momento y no hay lugar para el.

Me pongo de pie y elevo mis brazos deseando alcanzar el cielo, es inexplicable pero siento como si una nueva yo estuviera resurgiendo de entre las cenizas, algo así como volver a nacer. Ahora entiendo por que mi madre dice que llego a ser tan volátil, de ser una persona sin deseos y con sueños muertos ahora he decidido llevar mis expectativas hasta el tope. Hoy es otra historia para mí.

Siento como desde las plantas de mis pies recorre una fuerza poderosa que hace que mi cuerpo se acomode cómo hoja de papel arrugada que es planchada después. Al llegar a mi estomago percibo esas mariposas revoltosas, sí, ellas también han despertado felices. Esta energía me recorre por cada poro y se va multiplicando. ¡¡Me siento enamorada!! Y es de la vida.

Hoy ya no me siento más un zombie vagando sin rumbo, hoy mis pasos dejan huella, son seguros y saben hacia donde van. Hoy me miro al espejo y me agrada la mujer que puedo ver. Creo ciertamente en que si existe un fondo y que no se llega a el solo una vez, sino muchas. Siempre esta vigente, dispuesto a recibirte garantizando que de el se puede surgir con más fuerza, más amor y más deseos de vivir. Fue difícil, pero por fin puedo sonreír sin falsedad y no niego que una pizca de sensualidad se cuela de adentro de mí y me hace brillar aún más. Pudiera sonar un poco soberbia pero te garantizo que no lo es. La sensualidad de la que te hablo es aquella que no busca ser correspondida por un hombre sino por la vida misma. Hoy te confieso que quiero seducir a la vida y conquistarla.

Espero no te pongas celoso por eso, por un instante me pongo nostálgica al recordarte en aquella plazuela y tus besos que siguen estremeciendo mi cuerpo, pero por el momento es mejor no tenerlos presentes. Algún día me verás jovial y llena de energía, sonriente a cada instante y con este brillo en los ojos que tanto te gusta.

Ojala respondieras mis escritos, es por eso que he decidido compartirlos, una parte de mi añora que lleguen a ti y descubras esas palabras reservadas en mi alma que han decidido asomarse con un poco de timidez pero llenas de valor y deseo de encontrarte de nuevo, de conquistarte con cada una de sus letras.

Se que seguirás guardando silencio, se que sigues ahí y que observas desde las sombras y tengo la certeza de que algún día te sentirás orgulloso de mi. Hoy estoy segura de que volveré a estar entre tus brazos y que jamás te voy a soltar. Hoy elevo mis expectativas para algún día poder ser parte de las tuyas.

Para siempre, tu dulce Sophia.

Leave your vote

Total
0
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Artículos Relacionados
close

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.