El grado más alto de sofisticación.

“La simplicidad es el grado más alto de sofisticación”
Da Vinci

Para honrar a la sencillez que más quisiera que este post sea simple.

Mínimo.

La simplicidad es algo que comienza complejo, pero que a fuerza de extraerle lo superfluo, resulta expresiva. Bien lo resume Eduardo Galeano, al decir que “la sencillez es la hija de una complejidad de creación que no se nota, ni tiene por qué notarse”.

La sencillez, sobre todo, es una forma de estar en el mundo -y como extensiones de uno- se expresa en el modo de vestir y en los lugares que se habitan. John Pawson, uno de los más importantes representantes del minimalismo, en un momento de su vida experimentó la alegría y la libertad de no poseer demasiadas cosas. “Fue la sensación de peso opresivo que me causaban mis pertenencias lo que despertó en mi por primera vez el gusto por la sencillez”.

La sensación de no tener que pensar en tantos objetos, de tener cosas pero no ser tenido por ellas, es el efecto que produce elegir dos mil de los siete mil objetos que, en promedio, poseemos los occidentales; preferir los que continuamente demuestren su valor, confiando en que será una ganancia eliminar las cosas inútiles.

La sencillez pronto se convierte en una forma de percepción. Los lugares aparentemente vacíos, en realidad están llenos, porque la escasez se remedia con la presencia de los sueños. Ves más porque nada te distrae. Paseas libre la mirada sin que nada la detenga. El verdadero lujo está en el espacio y no en los materiales. Los rayos del sol no se compran; ni mucho menos la sombra. El cielo se puede meter a la habitación siempre y cuando el alboroto de las casas vecinas, los cables y los tinacos no le estorben.

La simplicidad es un modo del silencio en la que la perfección murmulla.

Es una búsqueda. Un diamante en el subsuelo. Es encontrar algo que tenga poder expresivo y quitarle lo que lo ensucia para que comience a lucir. Después, la ubicación es decisiva. El que canta coloca la voz como el diseñador elige el sitio del objeto y su proximidad ausente.

Pronto el lugar nos envuelve.

Casa Neuendorf. Mallorca, España.

Cuando era estudiante de universidad, me cautivó esta imagen que encontré en un libro. El sosiego que me transmitía,no sólo provenía del paisaje y del agua sino, sobre todo, de los muros despojados de lo innecesario. Llenos de proporción y de misterio, encarnaban mi fascinación por la sencillez.

____________

Imágenes vía:
Villa Neuendorf, Mallorca | John Pawson & Claudio Silvestrin

Leave your vote

Total
0
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

One Comment

Artículos Relacionados
close

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.