Palabras re-inventadas. Entrevista con Bruno Bichir.

En una de esas noches de premios, de unos premios con apellido confianza; grata fue la sorpresa de encontrarnos con alguien que en su variedad de papeles interpretados nos ha transmitido de todo, un actor con nombre a legado, nos regaló una plática maridada con una vibra invaluable y muchas preguntas en el tablero. Después de algunas entrevistas que he realizado a diferentes “líderes de opinión” la verdad es que con Bruno cualquiera de esas dos palabras es pretenciosa, desde que nos permitió abordarlo tenía el presentimiento que nos daría permiso de re inventarnos a partir de esa charla; y no me equivoque.

Empezamos alabando a la lingüística, y a esa platica invitamos a los neologismos, a los colores, y a los outfits de frases, como generación espontánea nos nacieron términos que de no ser por ese aparato barato que cargo como teléfono, no recordaría. Y más o menos al minuto 13 de nuestra charla, lo cabalístico de esa cifra le permitió un cambio de mirada al actor mexicano, cuando su boca se desafano de los pensamientos y se concilió con los recuerdos de una infancia al cubo, una que compartió con Demián y Odiseo, la mirada le viajo lejos, a esos patios o escenas que me permitió imaginar impregnadas del verdadero acervo de esa triada, su “hermandad”.

Y el paso largo de la charla lo dio una invitación que Bruno nos hizo a visitarlo en teatro, como un cambio de escena, un extreme long shot nos llevó al Centro Cultural San Angel, la lluvia enmarcó el inicio de una puesta en escena que se saboreaba desde nuestro aterrizaje, el señor “viene viene” se aferraba a su pago tanto como Shelly Levene (personaje que interpreta Héctor Bonilla) a estar en la “lista” de los vendedores top, los escalones se acortaron gracias a esa fila de espectadores que seguro encontrarían familiares, la trama y la forma en cómo esos 6 hombres se volvieron atemporales a través de un guión basado en la historia de unos vendedores inmobiliarios en el Chicago de los 80´s.

Y Richard Roma aparecía en nombre, en aquel pizarrón, que desde mi visor fue el actor principal de esa obra, y lo fue porque capturaba el deseo de esos hombres que se reconciliaban con el gis para que les entregara de su polvo en esa superficie verde. Con ojos y aliento Roma apareció un poco después, se nos olvidaba el nombre de un Bruno con apellido Bichir, se regalo en esos tirantes un ajuste de vida para jugar a ser un vendedor estrella, y las palabras de su diálogo, todas, con sus sílabas y letras nos ponían en la punta de la lengua la mejor palabra para describir su trabajo “gusto”, gusto de ver como deshace esa palabra para vestirla y emocionarse en cada tilde, coma y acento que le regaló Roma a un acierto más de su carrera. Aunque para Bruno seguramente cada función emociona distinto, para nosotros nos significa otra oportunidad de deshacernos y reinventar nuestras frases al estilo del miembro más pequeño del trío Bichir.

Entrevista a Bruno Bichir

_____________

Imagen vía:
elhablador.com.mx

Leave your vote

Total
0
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

One Comment

Artículos Relacionados
close

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.