in

INVICTUS, el poema que inspiró a Nelson Mandela.

Quería platicarles sobre Nelson Mandela, pero la verdad es que antes de hablar sobre él, necesitaría documentarme de la manera adecuada para poder hablar de semejante personaje, que es una de las personas que más admiro y que me gustaría conocer, hablo de él en presente porque aún lo tenemos con nosotros, sin embargo recientemente ha estado enfermo, muy enfermo.

Como no he leído más a profundidad de él (que espero hacerlo pronto y poder platicarles sobre él más adelante), decidí hablar sobre el poema en el que basaron la película “INVICTUS”, de la cual el personaje principal protagoniza a Nelson Mandela, esta película es solo una pequeña etapa de su vida pero ejemplifica su pensamiento de una manera demasiado inspiradora.

Yo he visto esta película 3 veces y siempre aprendo algo nuevo, tengo que decir que es una gran película, causa estas emociones que te hacen querer reír y llorar al mismo tiempo y toda la película, así como la vida de Mandela se basa en una filosofía que él mismo dice: “Lo hacía levantarse en los peores momentos de su vida”, esta filosofía viene del poema Invictus de William Ernest Henley que dice así:


En medio de la noche que me cubre,
Negra como el abismo de polo a polo,
Agradezco a cualquier dios que pudiera existir
Por mi alma inconquistable.
En las feroces garras de las circunstancias
No me he lamentado ni he llorado.
Bajo los golpes del azar
Mi cabeza sangra, pero no se doblega.
Más allá de este lugar de ira y lágrimas
Se acerca inminente el Horror de la sombra,
Y aun así la amenaza de los años
Me encuentra y me encontrará sin miedo.
No importa cuán estrecha sea la puerta,
Cuán cargada de castigos la sentencia.
Soy el amo de mi destino:
Soy el capitán de mi alma.

Este poema fue una de las principales fortalezas de uno de los más grandes líderes que ha tenido la humanidad, es impresionante entender como unos cuantos renglones pueden tener tanto significado para el proyecto entero de la vida de un hombre.

Si no han visto la película, de verdad es una obligada que querrán comprar para tener en su casa. Ahora, como todas las obras de arte, los poemas también son interpretados de manera personalísima, cuando se interpreta un poema se involucran el alma y las circunstancias de quien los lee, tengo que confesarles que cada vez que veo la película termino llorando de alegría, nostalgia, emoción y tantos sentimientos a la vez. Pero cada vez que leo el poema, me invade este sentimiento de fortaleza, tal vez me influenció mucho saber que esas mismas palabras fueron las que movieron el corazón de este gran líder, creo que parte de la misión de Nelson Mandela en el mundo, no solo fue cambiar a su país, sino también inspirar al mundo en todos los aspectos.

No sé a ustedes, pero cuando leo ese poema se me vienen a la mente miles de interpretaciones, la más recurrente es con respecto a la estrofa que dice “Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma” creo que son dos renglones que se reducen a una sola explicación en mi cabeza, soy responsable de mi vida, de lo que suceda en ella y de cambiar mis circunstancias y luchar contra todo. Si uno es amo de su destino y capitán de su alma, entonces: ¿Qué miedo podemos tener? ¿Qué puede ser imposible? Estoy intentando ponerme en el lugar del autor y pensar que lo inspiró a escribir esas líneas, ¿Por qué circunstancias estaría pasando Henley en ese momento? Bueno el tema es que para mí los poemas son una especia de mantras literarios, si de verdad los entendemos podemos sacar de ellos la fortaleza que nos da una oración o mucho más, para ejemplo ahí tienen a Mandela e Invictus, sin ese poema tal vez hubiera sido más fácil que él se hubiera dado por vencido, no sabemos.

En fin, los quiero invitar a que vean el link del poema y lo escuchen, también a que vean la película y por supuesto espero y prometo documentarme sobre la vida de Mandela y poder compartirles más sobre este personaje que cambio un país e inspiro al mundo entero.

Imagen vía:
thecount.com

What do you think?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Nancy Elizabeth Fonseca Caldera

Servidora de los demás por influencia de mis padres, buscadora de la justicia por profesión, demócrata por convicción y humanista por vocación. Creo firmemente que la libertad espiritual es el eje rector de la felicidad, creo en el valor de la familia y en que el éxito está en tener sueños y buscar las herramientas para combinarlos con acciones.

[g1_socials_user user="46" icon_size="28" icon_color="text"]

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Palabras re-inventadas. Entrevista con Bruno Bichir.

Colores neutros, tu mejor aliado.