El legado de Coco.

Cuando hace menos de una semana se ha estrenado el nuevo corto de Karl Lagerferd sobre Chanel en el que Keira Knightley interpreta a la genial diseñadora me ha dado que pensar. Muchos no se dan cuenta del importante legado que ha dejado Chanel, no solo en la moda sino en el día a día.

Chanel fue una mujer que se adelantó a su tiempo, rompió con las normas de su época y logró que su nombre no cállese en el olvido. Era una mujer auténtica, aunque también fría y orgullosa; así lo demuestran las numerosas biografías y películas sobre este mito de la moda, sin duda os recomiendo la película que protagoniza Shirley Maclaine.

Dejando atrás datos biográficos, pasados turbios (dicen que colaboró con los nazis) y demás; un dato a tener en cuenta es que cientos de niñas alrededor del globo han deseado tener el mítico bolsito de Chanel o la chaquetita… pasarán años y hay ciertas prendas que sean de la marca que sean podemos decir “son Chanel”. La chaqueta de tweed es un clásico, el bolsito negro con el cierre de la insignia de la marca e incluso el LBD (Little Black Dress) dicen que fue ella la que lo puso de moda, pues después de la muerte del que fue el amor de su vida Boy Capel, era frecuente verla vestida de riguroso negro.

No solo fue ella la que creo prendas únicas que se han imitado a lo largo de la historia de la moda, sino que creo un estilo, el estilo parisino sin duda es el legado que dejó Chanel para la posteridad. El arte de vestir con clase, cómoda pero elegante sin morir en el intento. En una época en la que vestir de forma exagerada estaba muy “in” ella puso de moda el “menos es más” que ha sobrevivido hasta ahora.

Chanel, además de diseñadora, feminista y creadora de un estilo propio fue una gran empresaria, tras los sombreros, ropa y complementos lo único que la faltaba era tener su propia línea de perfumes. Exacto, el primero fue el archiconocido Nº 5, seña de identidad de la marca. Seguro que todos conocéis la anécdota de que Marilyn Monroe dijo que ella solo dormía con dos gotas de Chanel Nº 5. Sin duda, es el perfume más famoso de la historia aunque en mi opinión (que las grandes defensoras de Chanel me perdonen) me quedo con Cristalle, un aroma menos “cargante” que me recuerda a París.

Por otro lado, creo que si Chanel levantase la cabeza posiblemente le daría unas cuantas lecciones al amado-odiado por partes iguales Karl Lagerferd, no puedo poner en tela de juicio sus dotes como diseñador, pero últimamente ha perdido un poco el norte (un bolso en forma de aros, ¿en serio?). Creo firmemente que debería volver a la esencia Chanel porque los últimos inventos en mi opinión dejan mucho que desear.

Más allá de todo, en la actualidad la casa Chanel es un símbolo de muchas mujeres y niñas y Coco además de ícono nos ha dejado un legado que permanecerá siglos y siglos.

Imagen vía:
blogs.revistacuore.com

Leave your vote

Total
0
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

2 Comments

Artículos Relacionados
close

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.