,

Operación: Desescombra tu closet.

Yo se que para muchos suena abrumador mantener un closet ordenado incluso para mí, pero es una de las claves principales para lucir siempre excelente e impecable. Además de darle el mayor aprovechamiento a todas las prendas, ya que no tiene mucho sentido tener la más bella de las bolsas y no usarla porque simplemente no la encuentras o se maltrato debajo de las montañas de zapatos.

Es así como llegue a la conclusión de 3 pasos que te ayudarán a mantener un closet ordenado y que te facilitara las mañanas.

Paso 1: Deshazte de lo viejo.

Puede que no se fácil, pero deshacerte de la ropa vieja es la clave para hacer más espacio en el armario. La mejor manera es donándola.

¿Cómo hacerlo?

Una de las formas es seleccionando las prendas que no has usado en más de 2 años y que no tengan ningún valor sentimental, además si se trata de una prenda que sea 2 tallas más pequeñas o dos tallas más grandes, tienes que deshacerte de ellas. Así tendrás espacio para cualquier prenda nueva que te enamore.

Otra forma efectiva en la selección es preguntándote a ti mismo si te gustaría comprarte ese mismo artículo hoy si lo vieras puesto en el escaparate de tu tienda favorita. Si la respuesta es sí, consérvalo. Si la respuesta en no, dónalo.

Paso 2: Almacenamiento.

Para tener tu ropa en buen estado debes de tomar en cuenta la forma de almacenamiento. Existen muchos utensilios que te pueden servir para organizar tu closet.

La clave está en tener visible absolutamente todo y que sea de fácil acceso. Si no puedes verlo, olvidas que existe.

Utiliza contenedores transparentes y de preferencia ganchos delgados, para optimizar el espacio.

Paso 3: Organización.

Tops: Si cuentas con espacio para colgar todo, cuélgalo todo. Utilizarás más de tus cosas si las puedes ver. Además tendrán mucho menos arrugas.

Suéteres: Siempre dobla los que son muy pesados, para que no pierdan su forma colgados en el gancho o percha.

Jeans: Existen 1000 maneras de organizar los jeans, pero en lo personal a mi me parece que la mejor manera es colgados en perchas y por colores, del más obscuro al más claro y después los demás siguiendo un orden por colores.

Pantalones / Faldas / Pantalones Cortos: La mejor manera de almacenarlos es colgándolos utilizando los clips o pinzas de los ganchos, de esta manera estará más uniforme y tendrás un perfil más limpio en el closet.

Vestidos: La mejor forma es dividir los vestidos de noche y de día, y después organizarlos de acuerdo al color. Si prefieres puedes ordenarlos por el largo pero considerando igualmente el color.

Nunca dejes los vestidos o cualquier otra prenda de lavado en seco o tintorería en la bolsa plástica, ya que los químicos comienzan a dañar las fibras de tu ropa.

Bolsas / Bufandas / Sombreros: Es difícil cambiar de bolsa si no están visibles, por eso lo mejor es mantenerlas acomodadas donde puedas ver cada una de ellas. Si eres creativa pueden formar parte de la decoración. O en la parte de arriba de tu closet puedes hacer un acomodo en la que siempre estén visibles todas.

Existen ganchos especiales para diferentes accesorios, entre ellos algunos que son para cinturones pueden servirte para organizar tus bufandas. Si no lo consigues haz uno tú misma utilizando argollas de cortina de baño y sujétalas a un gancho o percha.

Debes de tener mucho cuidado almacenando tus sombreros ya que corren el riesgo de perder su forma. La manera más fácil de hacerlo es colocándolos en cabezas de unicel que puedes adquirir a un precio muy accesible, y si lo prefieres puedes pintarlas de algún color que te agrade y utilizarlas como parte de la decoración. Se ven increíbles.

Zapatos: Es importante que les des suficiente espacio a los zapatos para que no se deformen ni se maltraten. Organízalos por estilo y color. Mantén cerca los más utilizados y almacena en cajas los que lo requieran. Procura mantenerlos siempre limpios.

Lencería: Puedes crear divisiones en tus cajones y ordenarlos por colores. Recuerda darles el suficiente espacio a los brasieres para que mantengan siempre su forma. Ordénalos por colores y estilo en secciones separadas y así será fácil utilizar el adecuado con cada tipo de prenda.

Joyería: Intégrala a tu closet colgándola en pequeños clavos instalados en la pared o adecuándolas con alguno de los múltiples tipos de perchas. La joyería son unas de las piezas más importantes, así que procura mantenerlas en buen estado, visibles y de fácil acceso para probarte una y otra hasta que encuentres la pieza definitiva para cada atuendo.

“I like my money right where I can see it…Hanging in my closet.” Carrie Bradshaw

Dinos qué piensas

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escrito por Jimena Loaiza

Diseñadora de modas por profesión y vocación. Apreciación artística y sentido crítico . Obsesionada con la sofisticación y perfección del color negro.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading…

Anna Wintour, nueva directora artística de Condé Nast.

Compartir tareas.