in

¿Por qué sin ser 90-60-90 aún eres perfecta?

Seguramente, a lo largo de tu vida, haz escuchado que, al menos en la mujer, las medidas de 90-60-90 son las ideales, pues presentan una perfecta proporción entre busto, cintura y cadera y además delinea una hermosa silueta de guitarra. Pero lo mismo lo hacen las medidas de 100-70-100 o no?

Así que en realidad esas medidas no son lo que define la belleza de un cuerpo, sino la proporción que existe entre ellas.

Es importante señalar que con la ropa lo que se quiere lograr son dos aspectos fundamentales: estilizar y proporcionar. Considerando el concepto de estilizar como alargar y definir el cuerpo, y por el otro lado, el de proporcionar como la relación que se da entre magnitudes medibles de las partes del cuerpo.

[lightbox link=”http://www.bossa.mx/wp-content/uploads/2012/12/medidas-1.jpg”][/lightbox]

El canon de 8 cabezas se establece en el siglo VI a.C. con el nombre de Apoxyómenos de Lisipo y representa al cuerpo tal y como lo percibe el ojo humano.

Para conocer cuáles deberían de ser las proporciones de tu cuerpo, ¡ojo! no de tu silueta, sigue los siguientes pasos:

1. Divide tu estatura, esto nos dará el canon (medida de referencia) para la proporción de tu cuerpo.
a. Si eres mujer: divide tu estatura entre 8 = canon.
b. Si eres hombre: divide tu estatura entre 4 = canon.

2. Ahora dibuja en una hoja un cuerpo humano y divídelo con líneas horizontales.
a. Si eres mujer: cuello, hombros, cintura, entrepierna, medio muslo, rodillas, gemelos (chamorros).
b. Si eres hombre: axilas, entrepierna y rodilla.

3. Las medidas de cada una de las secciones deberá obedecer las siguientes reglas y nos darán las medidas ideales:
a. Si eres mujer:
i. Del cuello a la cintura= canon*2.
ii. De la cintura a la entrepierna = canon.
iii. De la entrepierna a la rodilla= canon*2.
iv. De la rodilla al tobillo = canon*2.
b. Si eres hombre:
i. De axilas a entrepierna= canon.
ii. De entrepierna a rodilla= canon.
iii. De rodilla a talón= canon.

4. Ahora, con ayuda de una cinta métrica, mide esas mismas secciones pero ahora de tu cuerpo.

5. Compara los resultados obtenidos con los que previamente registraste con el canon. Las secciones donde las medidas ideales sean mayores a las reales, serán secciones cortas y si las medidas ideales son menores, entonces tenemos secciones largas.

6. Una vez que ya tenemos identificadas las secciones y el tamaño de las mismas, podemos aplicar todas las leyes de la óptica, para que junto con el vestido, alarguemos las secciones cortas y reduzcamos las secciones largas.

Seguramente encontrarás algunas variaciones mínimas entre las medidas ideales y la reales, o por el contrario, discrepancias que podrían parecer garrafales. Lo importante es no entrar en pánico y mucho menos en depresión, sino sacar provecho de ese autoconocimiento y utilizar las prendas para lucir lo mejor de ti.

Y recuerda “La Imagen se crea y se transforma, pero nunca se destruye” Elisa Lomelín.

What do you think?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Elisa Lomelin

Ingeniera en Tecnologías Computacionales y especialista en Imagen Pública, apasionada del maquillaje y con gran atracción hacia lo único y diferente.

[g1_socials_user user="24" icon_size="28" icon_color="text"]

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

“Mordiendo manzanas, besando sapos”… Y hasta estrenando trapos.

Tendencia Camaleónica.