“Mordiendo manzanas, besando sapos”… Y hasta estrenando trapos.

De pequeña, como toda buena niña, soñaba con ser como la Cenicienta o Blanca Nieves, conforme fue creciendo, definitivamente les comencé a guardar rencor a estas chicas. ¿Cómo, por qué tan fácil, encontraron al amor de su vida y se realizaron como personas en un mundo que parecía estar en su contra?

Yo me sigo preguntando que hice mal, si vi infinidad de veces estas películas, me disfrazaba como ellas y hasta llegue a aprenderme unas cancioncillas. “Fodongie” como Blanca Nieves mientras me ponía en chin… a hacer la limpieza de mi casa, amo a los animales y hablo con ellos, así como la Cenicienta, dormí infinidad de horas (y lo sigo haciendo) como Aurora y digo, no canto mal las rancheras, así que sigo sin saber que fue lo que hice mal.

La lista de actividades es larga igual que la cantidad de princesas que, en definitiva, van evolucionando hasta que llegamos a Tiana que me cae a todo dar porque es la chica que rompe con el esquema de princesas comenzando por que ella no lo era, tampoco tenía dinero, ni noción de la moda, lujos y sus aspiraciones nunca se relacionaron con estos temas, digo, incluso que la chica considerará quedarse como sapito lleno de baba (moco) y todo por conservar al amor de su vida, es admirable.

La respuesta no la he encontrado del todo, pero si puedo decir que de no ser por el libro “Mordiendo manzanas y besando sapos” yo jamás habría entendido que, para estas chicas no todo es cantar, limpiar, y un rostro lindo. En lo personal te lo recomiendo porque definitivamente descubrirás que las princesas Disney siguen vigentes en la sociedad y las encuentras en todos lados, ya sea en Starbucks, en una biblioteca o aventándose jornadas maratónicas trabajando.

[lightbox link=”http://www.bossa.mx/wp-content/uploads/2012/12/mordiendo-1.jpg”][/lightbox]

Para estas chicas no todo es cantar, limpiar y saber bailar.

Cenicienta y Blanca Nieves siguen sin ser de mi agrado total pero las comprendo porque dentro de su mundo, época y contexto social, las chicas hicieron lo suyo. Al igual que las demás, lucharon, ganaron y demostraron que en esta vida si deseas algo lo consigues.

Y como dice la autora, no se trata de criticarnos unas a otras por no ser iguales, todas, dentro de nuestro mundo e ideales, tratamos de encontrar nuestro “Vivieron felices para siempre”.

Leave your vote

Total
0
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Artículos Relacionados
close

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.