, ,

Talía Lanz, accesorios hechos en México

Talía Lanz es una diseñadora mexicana que ama profundamente su país. Su marca homónima ha colaborado tres veces con la maestra que para ella marcó la forma en  que concibió su propuesta de accesorios, Lydia Lavin. Los complementos que observamos en “Lugar de la Plata” pertenecen a esta joven creativa.

Lydia Lavin me orientó muchísimo e influyó positivamente en mi marca. Yo trabajo con artesanos huicholes, artesanos de Zinacatán, artesanos de la Sierra Tarahumara y casi todo el ensamblaje se hace en Michoacán. Parte de las ganancias se destinan a las comunidades y a los artesanos”.

Acesorios de Talia Lanz

El concepto de la marca es crear piezas que sean más que un collar, arete o anillo: el objetivo de Talía Lanz es crear talismanes que estén llenos de buena vibra, suerte y cambien la vida de todos sus seguidores.

“Los accesorios son algo muy personal porqué te acompañan siempre,  no caducan, y también llevan un poquito de mi alma”.

Con cinco años en el mercado la brillante estrella del diseño asegura que para ella significa mucho ver personas que se identifican con su propuesta. “Cuando dedicas horas de sueño y trabajo, es gratificante ver como el proceso de aprender y descubrir vale la pena” declaró Talía Lanz.

Talía Lanz cuatro

Los materiales que observamos en cada una de sus piezas son variados como los distintos tipos de personalidad de sus consumidores; piedras naturales, plata, latón, chapa de oro, chaquiron japones, hilos de diferentes colores y Aleaciones como el zamak —un material que le gusta mucho a Talía por su aleación de zinc, magnesio y cobre, que a diferencia de la plata nunca se echa a perder y no la tienes que estar limpiando.

La mayoría de sus artículos contiene siete hilos, en lugar de dos, y todo el bordado es a mano. Algunos collares son hechos con filigrana  —técnica orfebre que consiste en fabricar finísimos hilos con un metal, generalmente oro o plata, que conforman elaboradas piezas de joyería formando un dibujo semejante a un encaje

Al preguntarle a Talía sobre la aceptación de sus productos en el extranjero ella respondió: “Tengo aproximadamente un año trasladándome a Estados Unidos y la verdad es que el mercado mexicano es muy noble, la gente se identifica mucho“.

La base de seguidores que ha experimentado la evolución desde que este proyecto inició, bajo el nombre de “Serendipia Accesorios”, ha crecido notablemente. 

“Me motiva que las gente busqué mis piezas porque sabe todo el esfuerzo que existe detrás. Creo que el mexicano apoya mucho al mexicano. Somos duros pero apoyamos a quienes hacen bien las cosas”.

Talía Lanz tres

Esta marca made in mexico cuenta con un giro social interesante; la piel que utiliza en sus collares es reciclada y algunos de sus textiles son exclusivos. 

Hace poco colaboró con una línea de calzado para la marca ONI, fundada por Sara Sacalen la cual se utilizaron botellas de plástico para su fabricación. 

En su cuenta de Instagram encontramos la siguiente descripción: ¡No te quedes sin nuestra colaboración con @onioriginal ! ¡Hay muy pocos! 👟✨👁 Este modelo de tenis lleva 3 botellas de plástico PET reciclado y bordados hechos por artesanas de Chiapas ❤️ Con tu compra estarás ayudando al cuidado del medio ambiente y estarás promoviendo un comercio justo con nuestras comunidades indígenas. 

Dinos qué piensas

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Aprendiendo periodismo de moda, una frase ¿rendirse? Jamás

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading…

Un lipstick bajo el microscopio.

La comida que más se busca en Estados Unidos según Pinterest