, , , , , ,

Los nombres de los productos de Kylie causan polémica.

Kylie ya sabemos es buena para los negocios, sabe como volver a sus fans ansiosos por tener uno de sus productos y poco a poco va lanzando nuevas colecciones que se agotan de inmediato, sin embargo no todo es felicidad, pues desde que salieron sus lipkits comenzaron las quejas, pues las brochas se deshacían, después los colores no tenían tanto pigmento, les empezaron a llegar productos vacíos y ahora los nombres de sus nuevos blush están dando mucho de que hablar, pues no parecen adecuados.

Cuando se trató de sus lipskits los nombres sorprendían porque eran en honor a las mujeres de su familia, pero ahora esto blush tienen refrencias que quizás te harían sonrojarte pero no por buenas razones, incluso para algunos han resultado ofensivos, pues tienen referencias sexuales y algunas de las chicas que consumen sus productos son apenas adolescentes, los nombres son:

B L U S H E S ☺️ Five beautiful matte shades, launching Friday at 3pm pst only on KylieCosmetics.com

Una publicación compartida de Kylie Cosmetics (@kyliecosmetics) el

Barely Legal, Virginity o X Rated son los que más han causado molestia porque el primero hace referencia a la edad en la que eres legal que son los 18 y eso te “da legalidad para yener sexo” ya se han visto las quejas en redes sociales diciéndole que debería buscar mejores nombres, también que de esta forma esta sexualizando a la marca y a las chicas que la usan.

Algo que en parte ha servido a su favor pues le ha provocado mucha publicidad y eso que apenas hoy fueron lanzados, puede ser entonces que estos nombres sean intencionales

Dinos qué piensas

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escrito por Redacción Bossa

Equipo de redacción de Bossa.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading…

10 cosas que no sabías de los AirMax.

5 hábitos desagradables que la realeza tenía en el pasado