, , , ,

Charlotte Olympia y Barbie juntas por primera vez.

Charlotte Olympia es una de nuestras diseñadoras favoritas, nos encanta el estilo del viejo glamour de Hollywood, su inspiración vintage y la diversión e ingenio que le pone a sus diseños, ella convierte las cosas o temáticas que más le gustan en moda y lo mejor moda que se puede llevar sin complicaciones, esta vez colabora con nuestra muñeca favorita de la infancia, Barbie, y crea una colección increíble.

Captura de pantalla 2016-09-06 a las 1.58.56 p.m.

Esta es una colaboración única que ya nos venía anunciando Charlotte desde hace unos días, consta de una colección cápsula de bolsos y zapatos para celebrar la moda, Barbie es una de las chicas con más estilo, no se pierde ningún fashion week, lleva ropa y zapatos de diseñador como una digna chica it, sólo que esta vez se re-inventa y regresa a aquellos años de oro, es una copia inspirada en la diseñadora y su genial estilo.

@barbiestyle's shoes never looked so good. Everyone's favorite doll is teaming with @charlotte_olympia on a capsule collection. #barbie

Una foto publicada por Footwear News (@footwearnews) el

Todo es rosa por supuesto, los zapatos tienen tacones transparentes y pompones, también hay flats con print de leopardo y caras de gatos, los bolsos son mega divertidos y cute y la barbie ni que decir, lleva un vestido de animal print y accesorios como zapatos y bolsos con los diseños más icónicos de la firma.

#charlotteolympiaxbarbie @charlotte_olympia

Una foto publicada por @joliesmarocaines el

Charlotte Olympia X Barbie #charlotteolympiaxbarbie #charlotteolympia

Una foto publicada por deepa9 (@deepa9) el

Dinos qué piensas

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escrito por Administrador

Blogger de Bossa

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading…

Malia Obama la mujer que rompe con los estándares

El naranja no es tan malo