, ,

Chanel invierte en la Maison Sophie Hallete

La Maison Sophie Hallete –cuyos talleres están ubicados en Calais, al norte de Francia– tiene el mejor ADN  de la moda. Hace algunos años, esta empresa estuvo en la mira del mundo por elaborar el delicado encaje protagonista del vestido de novia de Kate Middleton, diseñado por Sarah Burton para Alexander McQueen.

Ahora es Chanel quien desea formar parte de su historia. La firma de lujo francesa que, como bien es sabido, está comprometida con apoyar a los llamados métiers d’art –oficios que se caracterizan por su saber hacer, por el dominio de la técnica y por un sentido artístico reconocido que normalmente se hereda pasando de padres a hijos–, acaba de adquirir acciones de esta referencia internacional del arte del encaje y tul.

Maison

Romain Lescroat, hijo de Bruno y actual CEO de la empresa, ha hecho unas declaraciones comentando que la razón por la que se han asociado con Chanel es porque es una firma muy comprometida con los métiers d’art.

También dijo que su familia y él mismo desean preservar el patrimonio histórico del encaje. Que constituye motivo de orgullo para todos los habitantes de Calais, guardianes de uno de los oficios más difíciles del mundo.

Desde hace 130 años, la Maison Sophie Hallette teje con  pasión encajes que han inspirado maravillosas creaciones a los diseñadores del mundo entero tanto para la haute couture como para el prêt-à-porter, la decoración o la lencería de lujo.

Su historia

Fundados en 1887 por Eugène Hallette en Caudry (al lado del Pas de Calais en Normandía) estos talleres pasaron a convertirse en menos de siete años en el tercer fabricante de encaje más importante de la zona con más de cuarenta telares en los que trabajaban aproximadamente unos 400 artesanos.

Durante los años 80, los encajes de Caudry y de Calais ya eran famosos en el mundo entero pues adornaban a las mujeres más elegantes de la corte de Rusia y de Inglaterra.

look

Grandes diseñadores de la talla de Christian Dior, Marcel Rochas, Jeanne Lanvin, Pierre Balmain y Carven comienzan a incorporar en sus diseños los encajes y los tules de Caudry y de Calais.

En noviembre de 1953 Marilyn Monroe acudió a la première de la película “Como casarse con un millonario” luciendo un traje bustier confeccionado por el diseñador William Travilla con un encaje fabricado en los talleres de Hallette que encandiló al mismísimo Humphrey Bogart. Curiosamente, fue este mismo encaje de Chantilly, cuya creación se remonta al año 1934, el que eligió Amal Alamuddin para su vestido de novia.

La famosa mantilla negra con la que apareció Jackie Kennedy en portada de la revista Look también era de encaje Leavers fabricado en Hallette.

Dinos qué piensas

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escrito por Redacción Bossa

Equipo de redacción de Bossa.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading…

5 cosas que no sabías y otras que nos encantan de Emma Watson.

Kylie Jenner en Coachella